La muerte anunciada de la lengua ainu


Mujer Ainu

El Ainu es un idioma enigmático y único entre las familias lingüísticas del archipiélago japonés y está en peligro de morir a causa de su poca difusión y de la desaparición de las comunidades primigenias de hablantes.


Los antropólogos presumen que los ainu descienden de poblaciones que desde la era Jomon (11 mil a 600 años a.c.) habitaron las islas de Japón y por tanto es probable que su lenguaje tenga origen neolítico. Otros afirman que es un habla altaica, escindida del japonés y del coreano hace 10 mil años, mientras que también la clasifican como paleosiberiana.


Dicha lengua constituye un misterio, dada su etimología, pues no se asocia a ningún dialecto del área. En cambio, su tradición oral y literaria se difundió ampliamente en la zona, en especial los poemas épicos llamados yukar.


Ese pueblo se ubicó inicialmente la región septentrional del archipiélago, pero los que habitaban la isla de Honshu abandonaron paulatinamente su idiosincrasia en un complejo proceso de asimilación. Los asentados en Hokkaido, en el sur de Sajalín y en las Kuriles, conservaron su identidad hasta 1875, cuando Japón y Rusia intercambiaron varias ínsulas y ello generó grandes desplazamientos.


Al término de la guerra ruso-nipona en 1906, la mayoría de los ainu oriundos de Sajalín volvieron, pues Japón controlaba el sur de la isla, pero en 1945 los deportaron a Hokkaido. Por el año 1868, el gobierno japonés introdujo restricciones en las poblaciones de esa etnia, como la prohibición de cazar o pescar, lo que limitó su desarrollo y quebró los códigos culturales, ya dañados por el exilio. No se intentó erradicar el Ainu de modo oficial, pero estigmatizaron a la comunidad, ya que incluso construyeron escuelas para “aborígenes” donde se enseñaba japonés.

Japanese tourist with two Ainu in Hokkaido, date unknown

Actualmente no existen hablantes monolingües de Ainu y de los que la dominan como segunda lengua, el número exacto es impreciso. Los censos más recientes apuntan que unos 15 mil ainu viven en el territorio nipón y algunos en la región del Pacífico perteneciente a la Federación Rusa, pero el idioma solo lo dominan unas pocas personas mayores. Nibutani es la localidad que presenta la mayor concentración de hablantes nativos, en este caso cien, de los cuales solo 15 lo usan a diario para comunicarse.


Desde hace décadas los activistas presionan al gobierno central para que declare al Ainu segundo idioma oficial y lo considere patrimonio inmaterial de la nación. Gracias a los esfuerzos de varias organizaciones, en 1997 se aprobó la Ley para la Promoción de la Cultura Ainu que facilita sobre todo el aprendizaje de la lengua.


En Hokkaido se imparte cursos gratuitos, existe una fundación para la investigación del tema e incluso se cuenta con una carrera destinada a formar docentes. No obstante, la mayoría de los autoproclamados ainu étnicos no son conscientes de su origen o lo ocultan por temor a la discriminación y para ello se comunican únicamente en japonés.

Ainu teacher in Biratori, Hokkaido

Yanet Medina

1 view0 comments

Related Posts

See All